Dulce leche Suave miel

dulce miel suave leche.jpg

Pentasiete Art Studio inaugura el próximo
29 de noviembre a las 19h30 la muestra
“DULCE LECHE SUAVE MIEL”

de Ana Buitrago (Colombia), Fernanda Murray (Ecuador), Valentina Pozo (Ecuador) y Mingxuan Tan (China).

Curaduría por Fernanda Murray.

La exhibición, Dulce leche Suave miel propone al espectador una nueva manera de abordar el arte contemporáneo, enfocándose en la exploración del material/objeto en relación a la imagen. Compuesta por cuatro artistas, Valentina Pozo (Ecuador), Ana Buitrago (Colombia), Fernanda Murray (Ecuador), y Mingxuan Tan (China), la muestra busca acentuar y nivelar la importancia de la experimentación durante el proceso creativo y la pieza final. Las obras, que abarcan una amplia variación de técnicas y materiales, se vuelven momentos concretizados donde yace el balance entre el impulso y la conceptualización de la pieza.

            Desde el inicio del proceso creativo, las imágenes y objetos son reducidos elementalmente, descontextualizados y sobre-utilizados hasta volverse simbólicos. En la obra de Buitrago, la repetición compulsiva del espárrago, casi siempre en dialogo con la arquitectura o formas geométricas, evoca el absurdo y lleva la experiencia a un plano juguetón. Pozo usa connotaciones corporales para sacar una reacción inicial en el espectador que contradice las construcciones sociales sobre la sexualidad. A travez de su exploración de escala, objetos y materialidad, plantea preguntas sobre la linea fina entre lo grotesco y lo erótico, lo que atrae versus lo que repulsa. Murray usa elementos como patrones, material de construcción y objetos triviales como fundamentos para la construcción de sus esculturas y dibujos; al mismo tiempo que las contrapone con formas orgánicas mayormente abstractas, creando un espacio donde la realidad tiene potencial de ser alucinación y la alucinación de realidad. Por otra parte, en su practica, Tan busca simplificar gestos relacionados con la memoria y el sentimiento para poder retransmitir estos al espectador mediante interacción con sus piezas.

            De igual manera, es imperativo contemplar la manera en la que cada artista trata las decisiones al crear y des-establecer al objeto. Las obras en Dulce leche Suave miel abren un espacio para la apreciación tanto de las decisiones intencionales como en la confianza de las artistas en su intuición creativa. Una intuición que da alas a la experimentación formal, ya sea en las dimensiones, la técnica o el material. Las obras de Valentina crean conflicto al establecerse en un punto intermediario, entre la exploración de las indulgencias del cuerpo, y el significado proporcionado por la construcción social. Las fijaciones, usualmente vegetales u objetos mundanos, en las obras de Fernanda y Ana brotan de un impulso incontenible de crear una relación entre los mismos y la realidad colectiva, justificando la obsesión y lo absurdo. Y finalmente, el trabajo de Mingxuan se basa en la sensibilidad de las relaciones e interacciones, al mismo tiempo que usa instintivamente sus manos para lograr comunicar la idea en su obra.

            Las ambigüedades de cada pieza seducen confusamente al espectador mientras que las formas impulsan una conexión sensorial; como la miel y la leche juntas.